26 abril, 2015

ENSALADA DE MANZANA Y QUESO

El título de la entrada debería ser ensalada de manzana y queso con vinagreta de nueces tostadas, que suena a las mil maravillas, pero..., no me cabía en la foto. En una ensalada perfecta para un entrante o un primer plato sano y que a la vista resulta muy apetecible.

Yo he fundido el queso con el soplete, le da un punto de sabor que a mí me gusta mucho, pero se puede desmenuzar un poco o utilizar otro tipo de queso que sea de vuestro agrado.


INGREDIENTES:

Lechuga (se puede mezclar de varios tipos)
Una manzana
Un puñado de nueces
Un puñado de pasas
4 rodajas de rulo de cabra
Sal

Para la vinagreta:
Unas 3-4 nueces
Aceite de oliva
Un poco de vinagre
Sal

PREPARACIÓN:

Lavamos y escurrimos bien la lechuga. Reservamos.

Ahora preparamos la vinagreta. En una sartén tostamos las nueces unos minutos hasta que cojan color y empiecen a oler. Esperamos a que enfríen y machamos en el mortero, añadimos el aceite, el vinagre y la sal. Reservamos.

Lavamos y secamos bien la manzana, le quitamos las pepitas con un descorazonador, laminamos muy finas y las rociamos con limón para que no se oxiden. Reservamos tapadas.

Ya solo queda emplatar. En el fondo ponemos la lechuga, añadimos las nueces, las pasas y regamos con la vinagreta. Colocamos encima las rodajas de manzana. Aparte gratinamos el queso con un soplete (tenemos que hacerlo a una cierta distancia para que se vaya fundiendo y nos quede con buen color) y colocamos encima de las manzanas.

Sencillo, ¿verdad?



19 abril, 2015

MACARRONES CON CHORIZO

Hoy toca una de esas recetas sencillas al máximo, válida para quien se acerca a la cocina por primera vez o para quien quiere preparar un plato rápido y sin complicaciones.

Solo es necesario tener en cuenta las indicaciones del fabricante a la hora de cocer la pasta, también os digo que normalmente con el tiempo que sugieren la pasta suele quedar al dente, que es como realmente debe quedar, pero si os gusta más blanda solo hay que dejarla cocer unos 2-4 minutos más.

Aunque se puede utilizar tomate comprado os recomiendo hacer una salsa de tomate casera, el sabor es más suave, más natural y en las recetas tan básicas es muy importante cuidar los ingredientes.


INGREDIENTES:

Macarrones
2 chorizos
Aceite de oliva
Un poco de mantequilla
Queso rallado

PREPARACIÓN:

Encendemos el horno a 180º-190º en posición arriba y abajo.

En una olla amplia ponemos a hervir agua con sal. Cuando llegue a ebullición echamos los macarrones y un chorro  de aceite de oliva. Cuando vuelva a hervir de nuevo los cocemos según el tiempo indicado por el fabricante. Una vez cocidos, los escurrimos y los rociamos con agua fría para que no se peguen.

Quitamos la piel de los chorizos y los picamos. En una sartén sin aceite  echamos el chorizo y dejamos que se haga un poco, unos 4 minutos a fuego suave. Pasado este tiempo vertemos la salsa de tomate y dejamos que se mezcle unos 2 minutos.

En una fuente apta para horno volcamos los macarrones, añadimos la salsa de tomate con chorizo que tenemos en la sartén y revolvemos bien. Cortamos unos trocitos de mantequilla y los repartimos sobre los macarrones, lo cubrimos todo con abundante queso rallado y lo metemos en el horno (ahora cambiamos a posición grill y colocamos la bandeja en una posición alta para que doren bien) hasta que el queso se funda y coja buen color.





12 abril, 2015

GUGELHUPF

La receta de hoy la saqué del blog Hierbas y especias. Cuando vi este pan de nombre impronunciable no pude resistirme. Y es que viniendo de la mano de Mai sabía que me iba a gustar. Si no la conocéis os invito a pasar por su blog. En la red hay infinidad de páginas con recetas, muchas, muchísimas, pero con la personalidad de Mai os aseguro que pocos, y eso la hace diferente. En cada entrada deja su sello, su identidad y nos hace pasar siempre un rato entretenido además de regalarnos recetas que pasarán a nuestros recetarios para quedarse, como ésta de hoy. 

Espero que os guste tanto como a mí. Gracias Mai.


INGREDIENTES:

400 gr. de harina todo uso
20 gr. de levadura fresca
125 ml. de leche templada
3 huevos
100 gr. de azúcar
150 gr. de mantequilla
Ralladura de limón
Una pizca de sal
Un puñado de pasas
175 gr. de chocolate de cobertura negro
Un puñado de almendras laminadas

PREPARACIÓN:

En un bol mezclamos la leche tibia con la levadura, después añadimos unos 125 gr. de harina y lo mezclamos todo con una cuchara de madera. Tapamos y dejamos reposar aproximadamente una hora.

Pasado ese tiempo derretimos la mantequilla hasta punto de pomada, la echamos en un bol amplio y añadimos el azúcar, la sal, la ralladura de limón y con unas varillas manuales lo mezclamos todo. Después añadimos los huevos uno a uno y seguimos mezclando hasta que se unan todos los ingredientes. Por último incorporamos lo que nos resta de harina y el fermento. Lo mezclamos con una cuchara de madera, va a ser difícil amasarla, así que procuraremos integrar todos los ingredientes con la cuchara o una espátula; cuando esté suave dejamos que leve aproximadamente una hora y media o dos horas, bien tapado.

Transcurrido este tiempo la masa será más manejable, enharinamos la meseta, volcamos la masa, la estiramos un poco, añadimos las pasas y le damos forma de roscón, la metemos en un molde que habremos untando con mantequilla. Tapamos con un paño y dejamos que suba de nuevo la masa aproximadamente unos 40-50 minutos.

Calentamos el horno a 200º en posición arriba y abajo, cuando la masa haya subido, metemos el pan en el horno y dejamos que se haga durante unos 25 minutos, tiene que quedar dorado y que al pincharlo con un palillo nos salga seco. Lo dejamos enfriar dentro del molde.

Cuando esté completamente frío preparamos la cobertura. Derretimos el chocolate al baño María y pincelamos toda la superficie y laterales con el chocolate. Dejamos enfriar unos dos minutos y echamos por encima las almendras laminadas.

Buenísimo!!!




05 abril, 2015

XIARDA AL HORNO

Si hace unas semanas publicaba las doradas al horno hoy traigo un pescado azul, muy sencillo de preparar y que resulta muy apetecible. Cocinar el pescado al horno es una forma muy sana de disfrutarlo, respeta todo el sabor del producto y no nos aporta casi calorías.

Lo acompañé de unas verduras a la plancha pero con una patatas rehogadas con un sofrito de ajo y pimentón también quedaría fabuloso.

Espero que os guste.


INGREDIENTES:

5 xiardas o caballas
Aceite de oliva
Pan rallado
Vino blanco
2 dientes de ajo
1 limón

PREPARACIÓN:

Lavamos bien el pescado, lo secamos y lo adobamos con sal y ajo. Lo dejamos así unas dos horas mínimo.

Encendemos el horno a 190º en posición arriba y abajo.

En una fuente apta para el horno echamos un buen chorro de aceite, otro buen chorro de vino blanco, el zumo de medio limón, los ajos picados, lo mezclamos todo con una cucharada de madera y cortamos en rodajas la otra mitad de limón.


Untamos las xiardas con aceite de oliva y las rebozamos solo por la parte aceitada con pan rallado. Las ponemos en la fuente, metemos en el horno con la parte rebozada hacia arriba.

Cambiamos la posición del horno a fuego por abajo y grill. Los hacemos unos 20 minutos y sacamos. 


Servimos calientes acompañadas de unas verduras a la plancha.




29 marzo, 2015

ROSQUILLAS DE HOJALDRE

Si queréis un dulce sencillo, rápido y que gustará a todos esta receta es perfecta. Últimamente siempre utilizo el hojaldre del Lidl, el resultado con él siempre es bueno pero en esta ocasión usé uno comprado en una confitería de Aviles, y la verdad es que gana y mucho, así que si tenéis una confitería de confianza preguntad si os lo venden, queda fabuloso.

Aunque saqué la receta de un viejo libro de recetas la podéis ver en infinidad de blogs y páginas de internet.

Hice dos tamaños, unas grandes y otras de bocado. Al cocerlas hay que tener en cuenta que no lo van a hacer al mismo tiempo, así que a las grandes las dejaremos unos 4-5 minutos más en el horno.

Espero que os gusten.


INGREDIENTES:

1/2 kg. de hojaldre (o dos láminas de hojaldre Lidl)
Mantequilla (aproximadamente 2 cucharadas)
Azúcar para rebozar
Yema de huevo para pincelar

Para el almíbar:

Una taza pequeña de azúcar
Una taza pequeña de miel
Una taza pequeña de agua

PREPARACIÓN:

Encendemos el horno a 200º en posición arriba y abajo.

Empezamos haciendo el almíbar. En un cazo ponemos todos los ingredientes y lo dejamos cocer aproximadamente 20-25 minutos a fuego lento. Pasado este tiempo apagamos el fuego y reservamos.

Derretimos ligeramente la mantequilla hasta conseguir el punto de pomada.

Extendemos el hojaldre, lo dividimos en dos partes iguales. Untamos una con la mantequilla, ponemos la otra lámina de hojaldre encima y pasamos el rodillo para fijarlas.

Con un cortapastas hacemos las rosquillas, nos serviremos de dos uno mayor que otro para darlas la forma rosquilla, las pincelamos con la yema de huevo ligeramente batida, y las vamos colocando en la bandeja del horno que habremos cubierto con papel vegetal. Una vez tengamos todas las rosquillas listas metemos la bandeja en el horno durante unos 15 minutos más o menos (como hice dos tamaños diferentes, el tiempo de cocción también varía unos 4-5 minutos más o menos de las pequeñas a las grandes)

Los sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Pasados unos 5 minutos después de sacarlos vamos cogiendo las rosquillas y las metemos en el almíbar, volvemos a dejarlos sobre la rejilla. Las dejamos unos 10 minutos para que suelten el sobrante del almíbar. Es el momento de rebozarlas bien con el azúcar, la dejamos de nuevo sobre la rejilla y las dejamos enfriar totalmente.






22 marzo, 2015

PATATAS CON COSTILLAS

Vamos a aprovechar que todavía el tiempo está fresco para seguir disfrutando de platos calientes. Este es uno de esos guisos sencillos, sin complicaciones y que nos soluciona un plato sin mucha dificultad. 

Personalmente me gustan con el caldo justo, lo necesario para hacer una salsa rica, espesa y con todo el sabor de la carne, pero si os gusta más caldoso solo hay que añadir un poco más y queda igualmente rico.

Como siempre, lo fundamental en estos platos es hacerlas a fuego suave, sin prisas, mimándolo para que el resultado sea un guiso con todo el sabor.


INGREDIENTES:

700 gr. de costillas de cerdo
4 patatas medianas
12 tomates secos
Una cebolla pequeña o 3/4 de una grande
3 dientes de ajo
Un chorro de vino blanco
1/2 cucharadita de pimentón dulce
3-4 cucharadas de salsa de tomate
Aceite de oliva
Caldo o agua.

PREPARACIÓN:

El día anterior limpiamos de grasa las costillas y las adobamos con sal y ajo, las dejamos en adobo toda la noche.

En una pota echamos un buen chorro de aceite de oliva que cubra todo el fondo. Cuando esté caliente echamos las costillas y las doramos bien. Una vez doradas añadimos los ajos y la cebolla picados bien menuditos y dejamos que se haga aproximadamente 20 minutos. Cuando la cebolla esté casi pochada añadimos las tres cucharadas de tomate frito dejamos hacer unos 3-4 minutos más.

Mientras tanto, pelamos las patatas, las lavamos y las troceamos, cascándolas, es decir, las rompemos con el cuchillo al trocearlas, sin llegar a cortarla por entero, lo que no cortamos hacemos palanca con el cuchillo para rasgarla en vez de cortarla, esto hará que nos espese el caldo.

Después añadimos la pizca de pimentón dulce y vertemos un chorro de vino blanco, dejamos que se evapore e incorporamos las patatas. Las rehogamos a fuego suave unos 10 minutos para que cojan todo el sabor de las costillas Por último vertemos el caldo (lo justo para que nos cubran las patatas), los tomates secos y el azafrán y tapamos la pota. Solo nos queda que las patatas se hagan, moviendo la pota de vez en cuando. Una vez hechas las dejamos reposar al menos 1 hora para que coja aún  más sabor. Se sirven bien calientes.




15 marzo, 2015

FRIXUELOS RELLENOS DE FLANÍN

Hacía años que en casa no preparábamos estos frixuelos rellenos de flanín. Estoy segura que a vosotros os pasa lo mismo que a mí, que hay recetas que van de la mano de recuerdos, de momentos y que nos hacen volver a la infancia o adolescencia y disfrutar de esos sabores que se van perdiendo con el paso de los años. ¿Quién no se acuerda de la tarta de galletas con chocolate, de la leche presa, de un bizcocho de natas y del famoso flanín que acompañaba a un montón de postres? Pues hoy le quiero dar una oportunidad en mi blog con una receta, como tantas, heredada de mi madre. Yo aprendí a prepararlos con ella y tengo que reconocer que las mejores recetas que tengo en el blog y de las que me siento más satisfecha son las que ella me ha enseñado a hacer. 

Espero que os gusten.


INGREDIENTES:

Para los frixuelos:

3 huevos
Un vaso de leche
3/4 del mismo vaso de agua
Una cucharadita de Royal
Un chorro de anís
Tres pizcas de sal (una pizca por cada huevo)
Harina (aproximadamente 150 gr.)
Mantequilla para freírlos
Azúcar para espolvorearlos

Para el flanín:

1/2 lt. de leche
4-5 cucharadas de azúcar
Un sobre de flanín

Caramelo líquido para decorar.

PREPARACIÓN:

Lo primero será preparar el relleno, incluso lo podemos dejar listo el día anterior.

Del medio litro de leche sacamos una taza y ponemos el resto a hervir con el azúcar. En la taza que hemos separado vertemos el contenido del sobre de flanín y lo revolvemos bien. Cuando la leche esté hirviendo volcamos la mezcla de la taza y apartamos del fuego. Cuando se haya disuelto lo ponemos de nuevo a calentar y sin dejar de revolver esperamos a que hierva unos dos minutos más y cuando espese lo apartamos, lo echamos todo en un plato o fuente y lo tapamos con papel film de tal forma que toque la crema para que no nos quede costra. Reservamos.

Para los frixuelos: en el vaso de la batidora echamos todos los ingredientes menos la harina y batimos bien, después vamos añadiendo en varias tandas la harina hasta conseguir una textura cremosa, más o menos como una bechamel fina. Lo tapamos y lo dejamos reposar una media hora. Si vemos que en este tiempo espesa mucho echamos un poco más de agua y leche. 

Ponemos una sartén al fuego con un poquito de mantequilla, cuando esté fundida echamos aproximadamente algo más de la mitad de una garcilla (si la sartén es grande si es pequeña con la mitad nos bastará) de la masa de frixuelos, la vertemos en un lado de la sartén, levantamos ésta, la giramos un poco para que la masa nos cubra toda la sartén y dejamos hasta que se dore, le damos la vuelta y lo doramos por el otro lado. Espolvoreamos un plato con azúcar, ponemos encima el frixuelo y volvemos a espolvorearlo con más azúcar. Y así con todos. 

Cuando los tengamos listos empezamos a rellenarlos. Con una cuchara cogemos un poco de flanín, lo echamos en un lado del frixuelo hasta cubrir todo el lateral y lo enrollamos. A la hora de servir los rociamos con un poco de caramelo líquido y listos.