26 octubre, 2014

EMPANADA DE BONITO FRESCO

Esta empanada la hice con la masa que siempre utiliza  mi madre y que se merece un lugar en mi blog. Como medida se utiliza un vaso, así es mucho más sencillo de recordar las cantidades y resulta más cómodo a la hora de prepararla.

El relleno es de bonito fresco guisado pero con carne guisada o pollo queda igualmente rica.


INGREDIENTES: 

Para la masa de empanada: (salen dos empanadas redondas)

2 huevos
3/4 de vaso de agua (170 ml.)
3/4 de vaso de vino blanco (170 ml.)
3/4 de vaso de aceite (170 ml.)
850 gr. aproximadamente de harina todo uso
Un cubito de levadura
Una pizca de sal

Para el relleno:

1 rodaja de bonito
1 diente de ajo
3/4 de cebolla
1/2 tomate pequeño
Vino blanco
Una pizca de pimentón dulce
Caldo de pescado o agua
Un poco de harina

PREPARACION:

El relleno lo podemos preparar con antelación. Aquí os dejo la receta para simplificar un poco la entrada; eso sí, hay que tener en cuenta que la salsa debe ser abundante para utilizarla para pincelar la empanada y para que por dentro nos quede bien jugosa.

Ahora vamos con la masa: 

En un bol amplio mezclamos los huevos, el vino blanco, el aceite y la sal. En el vaso de agua echamos la levadura desmenuzada y revolvemos hasta que se disuelta completamente. Lo vertemos sobre la mezcla anterior. Después vamos incorporando poco a poco la harina, hasta conseguir una masa fina y manejable (como siempre la cantidad de harina es orientativa; echaremos la mitad de harina más o menos y después iremos incorporando el resto poco a poco; si no necesitamos no la echaremos toda).

La metemos en un bol limpio untado con aceite, la tapamos y la dejamos reposar hasta que leve, aproximadamente una hora y media (como siempre esto va a depender de la temperatura, en verano sube incluso en menos tiempo).

Pasado el tiempo de reposo encendemos el horno a 200º en posición arriba y abajo y empezamos a preparar la empanada. Untamos el molde que vayamos a utilizar con un poco de mantequilla y espolvoreamos con harina o bien lo forramos con papel vegetal.

Dividimos la masa en dos partes. 

Enharinamos la meseta de trabajo con un poco de harina y extendemos una de las partes de la masa, procuraremos dejarla bastante fina, porque después en el horno sube mucho. Con ayuda del rodillo levantamos la masa de la meseta y la colocamos sobre el molde. La pinchamos en varios puntos y echamos el relleno.


Cogemos la otra porción de masa y hacemos lo mismo, pinchamos de nuevo en varios punto y cerramos bien los bordes.




La adornamos al gusto y la untamos con el aceite reservado. También se puede pincelar con un huevo batido.


La cocemos hasta que dore y esté bien cocida por abajo, aproximadamente unos 40-50 minutos ( si vemos que por abajo no está todavía hecha, bajamos una posición la bandeja y la dejamos cocer otros 5 minutos más)

La sacamos del horno, la desmoldamos y dejamos enfriar sobre la rejilla.




19 octubre, 2014

PAN DE CHOCOLATE

Un pan que sorprende por la suavidad y el rico sabor a chocolate, perfecto para una merienda, sobre todo si hay niños, les encanta, se lo comen como si fuese un bizcocho. Utilicé chocolate blanco pero aún se puede intensificar más el sabor a chocolate si le añadimos pepitas de chocolate negro; cualquiera de las dos opciones está rica.


INGREDIENTES:

750 gr. de harina de fuerza
1 huevo entero
250 gr. de crema de chocolate (tipo yogur)
Un buen chorro de aceite (se puede sustituir por mantequilla)
3 cucharadas soperas de miel (se puede sustituir por azúcar)
275 ml de leche
Un poco de sal
1/2 cubito de levadura

Para el rellleno:

100 gr. de nueces ya mondadas
Chocolate blanco

PREPARACIÓN:

Troceamos el chocolate blanco, del tamaño de pepitas, lo envolvemos en papel film y lo congelamos.

En un bol grande mezclamos el huevo, el yogur, el aceite, la miel  y la sal y vamos incorporando a tandas la harina y la leche

Amasamos a la Bertinet y dejamos reposar unos 10 minutos; volvemos a amasar otro poco y dejamos descansar la masa otros 10 minutos. Por último incorporamos la levadura, la colocamos encima de la masa y la deshacemos ayudándonos de un poco de agua, amasamos otros dos minutos más y dejamos reposar 5. Untamos la meseta con aceite y amasamos un minuto más. Colocamos la masa en un bol, tapamos con papel film, lo metemos en la nevera y dejamos que leve toda la noche (si no queremos lo podemos dejar levar a temperatura ambiente hasta que la masa suba).

Al día siguiente, sacamos el bol de la nevera, dejamos que la masa entibie un poco (ahora con 30-40 minutos es suficiente); pasado este tiempo volcamos la masa sobre la meseta enharinada y con ayuda de un rodillo la extendemos formando un rectángulo a medida más o menos de ancho que coincida con el largo del molde. Echamos por encima las nueces troceadas y el chocolate blanco, lo enrollamos como si fuese un brazo gitano, apretamos bien los extremos y las juntas y lo metemos dentro del molde (que habremos cubierto con papel vegetal). Dejamos que leve aproximadamente 40 minutos.

Encendemos el horno a 220º en posición arriba y abajo. Cuando esté caliente y haya pasado el tiempo de reposo metemos el pan en el horno y dejamos cocer durante unos 20 minutos. más o menos; después bajamos la temperatura a 195º y lo cocemos otros 25 minutos más.

Sacamos el pan del molde y dejamos que enfríe sobre una rejilla.




12 octubre, 2014

SALPICÓN

Aunque este plato lo hice hace aproximadamente mes, todavía apetece disfrutar de recetas ligeras y frescas. Si lo acompañamos de una ensalada de hojas verdes resulta perfecto. 

El pescado puedes optar por el que más os guste, en este caso yo utilicé bacalao pero se puede utilizar merluza, rape... tanto congelado como fresco. 

Aproveché también unas patas de pulpo cocido que tenía congelado pero igualmente podéis comprarlo ya cocido.


SALPICÓN DE MARISCO

INGREDIENTES:

1 kg. de mejillones
2 patas de pulpo cocidas
2 lomos de bacalado desalao congelado
15 langostinos
Un trozo de pimiento rojo
Un trozo de pimiento verde
½ cebolla
Un tomate pequeño
Una yema cocida (opcional)
Aceite
Vinagre
Sal

PREPARACIÓN:

Vamos a cocer el pescado. En una pota ponemos agua con sal, cuando hierva echamos el pescado con la piel hacia abajo lo dejamos cocer entre un minuto y medio y dos (dependiendo del grosor de los lomos), le damos la vuelta en el agua, apagamos el fuego y lo tapamos. Cuando entibie lo sacamos, le quitamos la piel y lo troceamos un poco. Reservamos en un bol.

Limpiamos los mejillones, con un cuchillo los raspamos y procuramos dejarlos bien limpios. En una pota ponemos agua (solo que cubra el fondo) con sal y cuando hierva echamos los mejillones, los tapamos y los dejamos cocer hasta que abran. Los sacamos para una fuente y los tapamos. Cuando estén fríos les quitamos las conchas y reservamos en un bol.

Limpiamos los langostinos, quitamos las cabezas y los pelamos. En una sartén echamos un poco de aceite, cuando esté caliente, añadimos los langostinos, dejamos que se hagan por un lado (más o menos un minutos), le damos la vuelta, salamos y dejamos que se haga otro minuto más.  Cuando estén fríos los troceamos y reservamos en un bol.

Troceamos el pulpo cocido y reservamos en un bol.

Para la vinagreta: picamos muy menuda la cebolla, los pimientos y el tomate. Lo echamos todo en un bol, vertemos aceite y un chorro de vinagre, revolvemos bien y añadimos la yema cocida picada también muy menuda (se puede rallar), lo emulsionamos todo bien y echamos una pizca de sal.

Vertemos una parte de la vinagreta sobre cada bol y reservamos en la nevera.

A la hora de servir repartimos los ingredientes y acompañamos con un poco más de vinagreta.



05 octubre, 2014

PASTEL DE TORTILLAS

Hoy también una receta sencilla. Creo que a todo el mundo le gustan las tortillas, aunque a veces presentar una tortilla en la mesa no tiene mucha gracia si lo hacemos en forma de pastel llama sorprendentemente la atención.

Las variaciones de este pastel son infinitas; en esta ocasión utilicé patatas, calabacín, berenjena y bonito, pero se pueden cambiar y añadir pimientos asados, guisantes, tomates, brócoli, champiñones, jamón y queso, langostinos o lo que más os apetezca.

La adorné con mayonesa y unos tomates pero se puede cubrir con bechamel y gratinarla, eso ya os lo dejo a vuestra elección. 

Espero que os guste.


INGREDIENTES:

Para la tortilla de patatas:

2 patatas pequeñas
3 huevos
Aceite de oliva
Sal

Para la tortilla de berenjenas:

1 berenjena
2 huevos
Aceite de oliva
Sal

Para la tortilla de calabacín.

1 calabacín
2 huevos
Aceite de oliva
Sal

Para la tortilla de bonito:

1 lata de bonito en aceite (dejaremos un poco para adornar)
2 huevos

Para adornar:

Unos tomates cherry
Un poco de bonito en aceite
Aceite de oliva
Sal
Mayonesa

PREPARACIÓN:

Para la tortilla de patatas: pelamos las patatas, las troceamos al gusto y salamos. En una sartén ponemos aceite de oliva y las freimos hasta que estén suaves. Las sacamos del aceite y las escurrimos.

Batimos los huevos y echamos la patata. Ponemos la sartén al fuego con un poco de aceite y volcamos la mezcla de patata y huevos, dejamos que se haga por un lado para que coja buen color y le damos la vuelta con ayuda de un plato. Dejamos que se haga por el otro lado y vamos dándole vueltas hasta que cuaje. Con un palillo pinchamos para ver si está cuajada y sacamos. Reservamos.

Para la tortilla de calabacín: Lavamos bien el calabacín y lo picamos. En una sartén echamos un poco de aceite, cuando esté caliente añadimos el calabacín y lo dejamos que se vaya haciendo lentamente hasta conseguir el punto de cocción que nos guste (yo prefiero que quede un pelín duro pero si os gusta más hecho, lo dejamos un poco más). Retiramos de la sartén y reservamos.

Batimos los huevos. Ponemos la sartén al fuego con un poco de aceite de oliva. Mientras calienta mezclamos el calabacín con los huevos. Volcamos la mezcla en la sartén y procedemos con en la tortilla anterior.

Para la tortilla de berenjena: pelamos la berenjena, la cortamos en rodajas gruesas y la echamos en un bol con agua y un poco de sal. La dejamos unos 15 minutos, la sacamos, la secamos, la troceamos y la rehogamos en una sartén con un poco de aceite, salamos. A partir de aquí la hacemos igual que la de calabacín. Reservamos.

Para la tortilla de bonito:

Batimos los dos huevos, añadimos el bonito bien escurrido de aceite y cuajamos la tortilla.

Ahora solo queda apilar todas las tortillas. Las iremos colocando según el grosor y el peso: primero la de patatas, después la de berenjena, calabacín y por último la de bonito. dejamos que enfríen bien y untamos el pastel con mayonesa. (Ya os comenté en otras recetas cuando utilizo mayonesa comparada cómo la preparo: en un bol echo la mayonesa, le añado un buen chorro de aceite de oliva, ésta la espesa, así que después le añado una cucharadita de agua y así hasta conseguir la textura que quiero).

Por último solo nos queda lavar los tomates, pelarlos, salarlos y rociarlos con un buen chorro de aceite de oliva. Los vamos colocando por el borde del pastel y en el centro colocamos el bonito que teníamos reservado.




28 septiembre, 2014

TARTA DE QUESO

Después de unas semanas de parón vuelvo a publicar. Pero sobre todo vuelvo para agradeceros, como siempre, vuestra fidelidad. Si os fijáis en la parte izquierda del blog, el contador de visitas ha superado el millón y como no podía ser de otra manera, hay que celebrarlo.

He elegido una tarta de queso, suave, en su punto justo de dulzor y que en casa triunfa siempre. Espero que también os guste porque va dedicada a vosotros. 

¡¡¡¡¡¡¡¡Un millón de gracias!!!!!!!!


INGREDIENTES:

Para la base:

16 galletas tipo Digestive
3 cucharadas de leche condensada
3 cucharadas de leche
2 cucharadas de mantequilla derretida

Para el relleno:

Un bote de leche condensada (menos las tres cucharadas que utilicé para la base)
300 gr. de requesón
200 gr. de queso (tipo philadelfia)
5 huevos
4 cucharadas de maizena

PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos será la base. Trituramos las galletas (yo utilizo para molerlas el rodillo de madera sobre una tabla), vamos echándolo en un bol, después añadimos la leche condensada, la leche y la mantequilla derretida, lo mezclamos bien y terminamos integrándolo todo con la manos.

Cubrimos la base de un molde desmontable con papel vegetal, vamos colocando la mezcla de galletas sobre el papel. Para extenderla mejor, una vez que tengamos cubierta toda la base, nos ayudamos con el rodillo de madera. Colocamos el cierre del molde, cerramos y untamos las paredes del molde con mantequilla y pegamos papel vegetal, cubrimos también con la masa de la galleta el lateral del molde más o menos unos 3 cm. de altura. Lo tapamos y la metemos en la nevera mientras preparamos el relleno.

Pasado el tiempo de reposo de la base preparamos el relleno y encendemos el horno a 150º en posición arriba y abajo.

En el vaso de la batidora echamos los dos quesos, la leche condensada, las 5 yemas y la maizena, lo batimos bien hasta conseguir una crema fina. Lo volcamos en un bol grande.

Aparte batimos las claras a punto de nieve fuerte. Una vez bien montadas, las vamos añadiendo a la mezcla anterior y con las varillas manuales las vamos incorporando con movimientos envolventes de abajo hacia arriba hasta mezclarlo todo bien.

Sacamos el molde de la nevera, echamos la mezcla de queso, lo metemos al horno y lo cocemos aproximadamente una hora y cuarto hasta que dore un poco. Abrimos un poco la puerta del horno y dejamos la tarta dentro unos 20 minutos aproximadamente.

Pasado este tiempo sacamos la tarta del horno y dejamos que enfríe en el molde. Cuando la tengamos fría, la desmoldamos, la cubrimos con mermelada (que previamente habremos calentado un poco al fuego y que resulte más líquida y así más fácil de extender sobre la tarta) y la metemos en la nevera.

En este caso utilicé una mermelada de moras y arándanos casera, pero sirve cualquier otra, la que más os guste. Aunque también sin la cobertura de mermelada está igualmente rica.

La dejamos reposar tapada en la nevera al menos un día, su sabor mejora mucho con el reposo.





31 agosto, 2014

COCA DE SARDINAS

La receta parece complicada por lo extensa que es, pero no os fiéis; es una simple masa de pan con pisto (en este caso con verduras asadas), así de sencillo. Yo dividí el trabajo en dos días: uno hice el pisto y al día siguiente la masa de pan y las horneé; así parece menos laboriosa.

También puede ser una receta de aprovechamiento, si tenemos verduras asadas que nos hayan sobrado de otra receta se pueden reciclar para estas cocas

La masa podéis usar la que más os guste, ésta de pan, la clásica de la empanada, o comprar una masa quebrada ya preparada o incluso hojaldre.


INGREDIENTES: (para 3 cocas)

Para la masa:

525 gr. de harina de fuerza
2/3 de un cubito de levadura
75 ml. de aceite de oliva
230 ml. de agua
Un poco de sal

Resto de ingredientes:

600 gr. de sardinas
2 pimientos rojos
3 berenjenas
½ cebolla
1 calabacín
1 bote de salsa de tomate casera
Sal
Aceite

PREPARACIÓN:

Encendemos el horno a 200º en posición arriba y abajo. Mientras calienta vamos a limpiar las berenjenas y los pimientos, para ello los ponemos debajo del grifo y un con un estropajo los frotamos bien. Las berenjenas las pelamos, las cortamos en rodajas o longitudinalmente y las metemos en un bol con agua y sal durante unos 20 minutos. Pasado ese tiempo las escurrimos y las secamos bien con papel absorbente.

Cuando esté el horno caliente cubrimos la bandeja del horno con papel vegetal, lo untamos con aceite y colocamos encima las berenjenas y los pimientos (enteros). Asamos las verduras unos 25 minutos, las berenjenas se hacen antes que los pimientos, así que dejaremos éstos unos 10 minutos más aproximadamente. Para comprobar que están hechos los pinchamos con un palillo, si vemos que están suaves y se suelta bien la piel ya están, los dejamos sudar tapados unos 5 minutos y los pelamos (para pelarlos mejor que estén calientes).

En una pota echamos un poco de aceite, cuando esté caliente añadimos la cebolla picada muy menuda, dejamos que se haga hasta que esté bien dorada. Mientras tanto, lavamos el calabacín, lo pelamos y lo troceamos también muy pequeño, lo añadimos a la cebolla y dejamos cocer todo unos 10 minutos a fuego suave, el calabacín tiene que quedar hecho pero no demasiado, después añadimos 3/4 de las berenjenas troceadas y como medio pimiento, también troceado. Vertemos la salsa de tomate y dejamos que se haga todo unos 10 minutos a fuego muy suave. Rectificamos de sal.

Para las sardinas:

Quitamos las cabezas y las espinas centrales a las sardinas, las lavamos y las secamos bien, la salamos y reservamos.

Para la masa de pan:

En un bol echamos unos 500 gr. de harina (el resto lo reservamos para amasar), la sal y revolvemos.

En un cuenco echamos unos 190 ml. de agua y la levadura troceada, lo revolvemos bien hasta que la levadura se disuelva.

Vertemos sobre la harina el aceite y la mezcla de agua y levadura; con una cuchara de madera lo mezclamos bien y vamos añadiendo poco a poco el resto del agua, si vemos que no la necesita toda no la echamos y si vemos que necesita más la seguimos añadiendo poco a poco. Ajustaremos siempre el agua a la harina y no al revés.

Cuando tengamos una masa consistente, espolvoreamos la meseta de trabajo con harina y volcamos la masa; amasamos ayudándonos de la harina que tenemos reservada hasta conseguir una masa fina, aproximadamente unos 10 minutos.

Untamos un bol grande con aceite y metemos dentro la masa, lo tapamos con film transparente y con un paño de cocina, la dejamos reposar hasta que doble el volumen, aproximadamente una hora.

Cuando haya subido, encendemos el horno a 200º en posición arriba y abajo y preparamos las cocas.

Espolvoreamos la meseta de trabajo con harina. Volcamos la masa, la desgasificamos un poco y la dividimos en tres partes aproximadamente del mismo tamaño.

Cogemos una porción y con el rodillo la extendemos (se puede utilizar molde o hacer como si fuese una pizza), tiene que quedar bastante fina porque después en el horno sube mucho, así que procuraremos conseguir un grosor de unos 5 mm.; la colocamos sobre el molde o sobre papel vegetal; la pinchamos con un tenedor en varios puntos.

Dividiremos el pisto, la berenjena, los pimientos y las sardinas en tres partes iguales para las tres cocas. Echamos sobre la masa el pisto, lo repartimos bien por toda la base, después colocamos las sardinas (con la piel hacia arriba) e intercalamos las berenjenas y los pimientos; la dejamos reposar tapada unos 15 minutos.

Cuando el horno esté caliente, metemos la coca dentro y la cocemos unos 30 minutos aproximadamente; es mejor colocarla en una posición más bien baja para que se haga bien por abajo, ya que las verduras están hechas y las sardinas cuecen muy pronto.

Las sacamos, las dejamos enfriar sobre una rejilla y se come al gusto, caliente, tibia o fría; yo la prefiero tibia.



24 agosto, 2014

TOMATES RELLENOS DE ENSALADILLA

Esta es una receta sin complicaciones. Más bien es una manera diferente de presentar una sencilla ensaladilla rusa que sirve de relleno a los tomates, los acompañamos con un poco de lechuga y fin de la receta.

Usé tomates kumato que son pequeños y con un sabor que nos gusta mucho, pero se puede utilizar el tipo de tomate que os apetezca.


INGREDIENTES:

2 patatas medianas
2 huevos
2 latas de bonito
1 bote de maíz dulce
1 bote de guisantes
Mayonesa
Aceitunas
Lechuga

PREPARACIÓN:

Pelamos las patatas. En un recipiente con agua hirviendo echamos las patatas, un poco de sal y las dejamos cocer hasta que estén hechas (para comprobarlo las pinchamos con un palillo).

Las sacamos del agua y las dejamos enfriar.

En otra pota con agua hirviendo con sal echamos los huevos, una vez que empiece a hervir los dejamos cocer unos 10 minutos. Los sacamos y los dejamos enfriar.

Una vez fríos los huevos y las patatas, los picamos más bien pequeñito. Lo vamos echando en una fuente y añadimos el resto de los ingredientes: el maíz, el bonito desmenuzado, los guisantes (que previamente habremos escaldado un poco para quitarles el sabor a conserva), lo mezclamos todo bien y añadimos la mayonesa. Suelo utilizar mayonesa comprada, pero le añado un buen chorro de aceite de oliva, si veo que espesa demasiado incorporo una cucharada de agua y así hasta conseguir la textura que me gusta)

Dejamos la ensalada en la nevera para que los sabores se mezclen un poco y mientras tanto preparamos los tomates.

Los lavamos, los pelamos y los vaciamos procurando que nos queden bien limpios de semillas, los secamos por dentro con papel absorbente y los salamos.

Los rellenamos con la ensaladilla y ponemos encima un poco más de mayonesa, y los presentamos con un poco de lechuga y una aceitunas.