31 enero, 2016

PASTEL DE SALMÓN Y ACELGAS

¿Quién no conoce este pastel? En la red hay infinidad de variaciones de esta receta y me apetecía mucho tenerla en mi blog. Yo he utilizado acelgas pero podemos cambiarlas por espinacas e incluso si os apetece por brócoli, le va fenomenal. Se puede también variar el puré de patata por patata laminada; el resultado será similar y os aseguro que gustará a todos. 


INGREDIENTES: (para 4 personas)

5-6 patatas medianas
2 rodajas pequeñas de salmón
Un manojo de acelgas
2 dientes de ajo
3 cucharadas de mantequilla
1 cucharada de queso cremoso
Unas cucharadas de leche
Queso parmesano rallado
Agua
Sal
Aceite

PREPARACIÓN:

Ponemos a hervir un poco de agua con sal. Pelamos, lavamos y troceamos las patatas. Las echamos en el agua hirviendo y cocemos hasta que estén blandas, aproximadamente unos 25 minutos. Las sacamos del agua y las machacamos con un tenedor. Reservamos en un bol aproximadamente la tercera parte; el otro tercio de patatas lo utilizaremos para adornar.

Lavamos y troceamos las acelgas. Picamos los ajos muy menudos. En una sartén echamos un poco de aceite de oliva, cuando esté caliente, añadimos los ajos, los rehogamos hasta que empiecen a coger color, incorporamos las acelgas y rehogamos bien hasta que se hagan. Reservamos.

Untamos una sartén con gotas de aceite. Cuando esté caliente echamos el salmón, dejamos que se hagan bien por un lado, damos la vuelta, salamos y doramos por el otro. No hace falta que se haga mucho, pero sí que coja buen color, terminará de hacerse en el horno.

En un cazo echamos 2 cucharadas de mantequilla, cuando esté diluida añadimos la patatas machadas, unas cucharadas de leche y revolvemos bien hasta que se integre todo.

Con la otra patata que teníamos reservada, hacemos lo mismo y añadimos también una cucharada de queso cremoso, trabajamos bien con una cuchara de madera hasta conseguir una crema. Metemos la mezcla en una manga pastelera.

Encendemos el horno a 190º en posición arriba y abajo.

Ahora ya solo queda montar el pastel. Untamos los moldes con un poco de aceite, colocamos una capa de patata, repartimos el salmón, otra de patata, repartimos las acelgas y por último adornamos con la crema que tenemos en la manga pastelera.

Espolvoreamos con el queso parmesano e introducimos en el horno. Dejamos que se haga hasta que dore la crema de patata, aproximadamente unos 15-20 minutos.



24 enero, 2016

MILHOJAS CON AVELLANAS

Una tarta especial para un día muy especial, el cumpleaños de mi madre. Partiendo de la clásica tarta milhojas que ya tengo publicada, hice unas pequeñas modificaciones para que resultara más vistosa y la verdad es que el resultado nos gustó. El toque de avellanas le va muy bien al conjunto de la milhojas y el chocolate aún mejor.

El único inconveniente, al menos para mí, es trabajar con el chocolate. Así que los adornos están hechos con la mejor intención y con un resultado solo aceptable. Pero si se os da bien manipular el chocolate, no tendréis ningún problema.

Como es un poco laboriosa dividí el trabajo en dos días, así podemos hacerla sin agobiarnos mucho.

Espero que os guste tanto como a mí.


INGREDIENTES:

Una lámina de hojaldre

Para la crema pastelera:

3 yemas de huevo
275 ml. de leche
50 gr. de azúcar
3cucharadas de maizena
Canela en rama
Un trozo de piel de limón
70 gr. aproximadamente de avellana tostada
3-4 onzas de chocolate blanco.

Para el merengue:

4 claras
230 gr. de azúcar
75 ml. de azúcar

Para las bolitas de avellana

Aproximadamente 70 gr. de avellana tostada
2 cucharadas de azúcar glass
2 cucharaditas de chocolate con leche especial postres derretido

Para los adornos de chocolate:

1/2 de tableta de chocolate con leche especial postres.

PREPARACIÓN:

PRIMER DÍA:

Lo primero que haremos será prepara la crema pastelera:

Molemos bien las avellanas tostadas hasta conseguir una pasta. Primero lo hacemos con un rodillo sobre una tabla y después lo molemos en un molinillo). Aprovechamos y molemos también las otras avellanas para hacer las bolitas. Reservamos en dos boles separados.

De los 275 ml. de leche separamos media taza, echamos las yemas y la maizena y con las varillas manuales removemos bien. Ponemos a hervir el resto de la leche con la canela, la piel del limón y el azúcar. Cuando empiece a calentar añadimos el chocolate blanco en trozos.

Dejamos que la leche hierva unos 3-5 minutos, la apartamos del fuego, retiramos la canela y la piel de limón y vamos vertiendo en ella poco a poco el contenido de la taza y removemos bien con las varillas mientras lo vamos vertiendo.

Lo ponemos otra vez al fuego, tenemos que remover la mezcla continuamente para que no se nos haga grumos y cuando espese y haya cocido unos 3-4 minutos echamos las avellanas molidas y mezclamos enérgicamente para que se integre bien. Volcamos la crema en un plato o fuente y la tapamos con papel film, de forma que éste toque la crema para que no nos quede costra. Reservamos.

Ahora vamos a preparar las bolitas de avellana. Ponemos a deshacer el chocolate al baño María. Mientras tanto, mezclamos la avellana molida con el azúcar y amasamos, después añadimos dos cucharadita del chocolate fundido y unimos bien. Hacemos bolas pequeñas, del tamaño de una avellana, y las rebozamos con el chocolate, las vamos colocando sobre papel vegetal. Reservamos.

Con el resto de chocolate hacemos los adornos para la tarta. Os dejo el enlace de un video https://www.youtube.com/watch?v=t1xtH3jGL5s que os resultará muy útil.

SEGUNDO DÍA:

Hoy nos toca cocer el hojaldre, preparar el merengue y montar la tarta.

Encendemos el horno a 190º en posición arriba y abajo.

Cuando esté caliente cortamos la lámina de hojaldre en tres trozos iguales, la pinchamos con un tenedor para que no suba en exceso, pincelamos con una yema batida y metemos al horno aproximadamente unos 15 minutos hasta que coja buen color. Lo sacamos, colocamos sobre una rejilla y dejamos enfriar.

Mientras tanto preparamos el merengue:

En un cazo echamos el azúcar y el agua. Lo ponemos a fuego suave (en mi cocina del 1-9 lo puse al 3) y lo dejamos cocer hasta conseguir el punto de bola, aproximadamente unos 25 minutos. Para saber si hemos conseguido este punto, con una cucharadita cogemos un poco del almíbar, la dejamos caer sobre la meseta y si queda como una bola ya está.

Unos 5 minutos antes de conseguir el punto del almíbar echamos en un cuenco amplio las claras y las semimontamos.

Cuando tengamos el almíbar lo vamos echando, caliente,  poco a poco (como un hilillo) sobre las claras y seguimos batiendo (con las varillas eléctricas en posición 2) hasta que enfría el recipiente y hayamos conseguido una textura muy densa., aproximadamente unos 15-20 minutos. Reservamos tapado en la nevera.

Metemos la crema pastelera en una manga.

Ahora solo nos queda montar la tarta. Sobre una de las láminas de hojaldre vamos echando con ayuda de la manga pastelera la crema. Igualamos.

Colocamos otra lámina de hojaldre. Ahora calentamos unas onzas de chocolate (mejor en el micro) hasta que se funda. Pintamos la base de las bolitas con el chocolate y colocamos encima del hojaldre. Esperamos un poco a que peguen.


Metemos el merengue en una manga pastelera y vamos cubriendo todo e igualamos con una espátula. Colocamos la última lámina de hojaldre, espolvoreamos con azúcar glass y colocamos encima los adornos de chocolate.  




17 enero, 2016

ENSALADA CÉSAR

Seguimos con recetas ligeras y es que las ensaladas acompañan perfectamente a cualquier menú y nos resulta también muy agradables como acompañamiento a una carne o pescado. 


INGREDIENTES: (para 4 personas)

Lechuga
2 filetes de pechuga pequeños o uno grande.
2 rebanadas de pan
4 cucharaditas de queso parmesano rallado
4 cucharadas de mayonesa
3 anchoas
Sal
Aceite

PREPARACIÓN:

Lavamos bien la lechuga y la escurrimos (yo utilizo siempre un centrifugador). La troceamos y reservamos.

En un mortero echamos las anchoas y las trituramos, después añadimos la mayonesa y mezclamos bien. Reservamos.

Hacemos los filetes de pechuga a la plancha: echamos en una sartén un chorro de aceite de oliva, cuando esté caliente, echamos los filetes, dejamos que se hagan bien por un lado, les damos la vuelta, salamos y dejamos que se doren por el otro lado. Sacamos para un plato y cuando estén tibias las troceamos en cuadrados.

Tostamos el pan. En una sartén echamos un poco de aceite de oliva, cuando esté caliente añadimos las rodajas de pan y dejamos que se hagan por un  lado, les damos la vuelta y las dejamos dorar por el otro. Sacamos para un plato cubierto con papel absorbente para que suelten restos de aceite y troceamos también en cuadraditos. Reservamos.

Ya solo toca emplatar. En un bol echamos la lechuga, salamos ligeramente, vertemos la salsa mayonesa, repartimos los cuadraditos de pechuga y de pan, cubrimos con el queso parmesano y listo.



10 enero, 2016

CREMA DE CALABAZA

Ya es hora de reponerse de los excesos navideños, así que hoy una receta ligera: crema de calabaza. Como todas las cremas, es sencilla de preparar, en poco tiempo tenemos un primer plato muy sabroso y que nos llamará la atención por el colorido que aporta a nuestra  mesa.

Espero que os guste.


INGREDIENTES:

Aproximadamente 800 gr. de calabaza
2 zanahorias
1/2 cebolla
Caldo ligero o agua
Aceite de oliva
Sal

Para la guarnición: 
Unos trocitos de pan frito
Queso cremoso (quesitos)
Unas almendras tostadas picadas (se puede sustituir por cualquier otro fruto seco)

PREPARACIÓN:

Lo primero que tenemos que hacer es trocear la cebolla, pelar y picar la zanahoria; pelar y picar también la calabaza. Lo troceamos todo en trozos más bien pequeños, así nos ahorramos tiempo a la hora de cocerlo. Reservamos.

En una olla ponemos un poco de aceite de oliva. Cuando esté caliente echamos la cebolla troceada, la rehogamos bien. Cuando empiece a coger color añadimos las zanahorias y la calabaza y seguimos rehogando. Regamos con agua o caldo, lo justo para cubrirlo todo, salamos y dejamos cocer aproximadamente unos 20 minutos (yo lo hice en olla rápida, si lo cocemos en olla normal, prolongaremos el tiempo hasta que todas las verduras estén bien cocidas). Cuando baje la válvula abrimos y trituramos con la batidora y rectificamos de sal.

A la hora de servir, vertemos la crema en un plato o cuenco, encima colocamos el pan frito, las avellanas picadas y el quesito en trozos y listo.



03 enero, 2016

TURRÓN DE COCO

Y comenzamos el año con una receta dulce, nada mejor que un turrón casero para empezar esta nueva etapa. 

Sencillo al máximo, este turrón no presenta ninguna dificultad y si os gusta el coco pasará a ser un fijo en las fiestas navideñas.


INGREDIENTES:

(Vamos a utilizar como medidor una taza de 175 ml. de capacidad)
1 taza de almendra molida
2 tazas de coco rallado
1 taza de azúcar glass
Una clara y media
Chocolate especial postres
Obleas

PREPARACIÓN:

En un bol echamos la almendra, el coco y el azúcar y lo mezclamos bien. Añadimos una clara y la integramos; si necesitamos más, añadimos la mitad de otra clara, hasta conseguir una masa como de mazapán.

Forramos la base del molde con la oblea y vertemos la mezcla de turrón, lo aplastamos bien ayudándonos de una espátula o una lengua y tapamos con oblea (se puede sustituir la oblea por papel vegetal). Ponemos peso encima y reservamos al menos 4-5 días mínimo (aunque se puede dejar hasta una semana).

Pasado el tiempo de reposo desmoldamos, retiramos las obleas y preparamos el chocolate. Lo fundimos al baño María y cubrimos el turrón. Esperamos a que endurezca y listo. Si queréis se puede espolvorear un poco más de coco por encima.




01 enero, 2016

¡¡¡¡¡¡FELIZ 2016!!!!!

Después de unas semanas sin publicar retomo el blog, aunque hoy todavía sin receta. Como siempre y antes de nada, quiero agradeceros vuestra fidelidad, a pesar de mis ausencias, vosotros seguís ahí, visitándome a diario y haciendo que mi blog permanezca activo. Sois muchos lo que pasáis por este espacio, unos os asomáis y otros os quedáis para siempre, pero a todos mi más sincero agradecimiento. 



Desde mi cocina quiero felicitaros el 2016, desearos lo mejor, mucha salud y mucha esperanza para comenzar este año.

¡¡¡¡¡¡FELIZ 2016!!!!!


08 noviembre, 2015

PIZZA DE CALABACÍN Y CHERRY

Creo que la pizza es de esas recetas que triunfan siempre. Solo hay que elegir los ingredientes que más nos gusten para acertar de pleno. En este caso calabacín y tomates cherrys, así conseguimos una pizza vegetal, ligera y con un sabor suave y riquísimo.

Espero que os guste. 



INGREDIENTES: (para 4 pizzas grandes)

600 gr. de harina de trigo
50 gr. de harina integral
375 ml. de agua
1 cubito de levadura
80 ml de aceite de oliva
Sal
Calabacín
Tomates cherry
Unas cucharadas de salsa de tomate
Queso mozarella

PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos será preparar la masa

En un bol amplio echamos las dos harinas y la sal y mezclamos bien. Después añadimos el aceite, el agua  y la levadura desmenuzada. Amasamos dentro del bol con la mano. Una vez que estén todos los ingredientes bien integrados enharinamos ligeramente la meseta de trabajo y empezamos a amasar. Vamos a intentar no añadir mucha harina más, así que un amasado, un minuto de reposo, otro amasado, otro minuto de reposo y así hasta conseguir una masa fina.



Untamos un bol amplio con aceite y metemos dentro la masa y la tapamos. y dejamos reposar hasta que esté bien subida (una orientación es que debe doblar su volumen), aproximadamente unos 90 minutos. 

Mientras sube preparamos el calabacín y los tomates. Lo lavamos todo bien. Cortamos los tomates cherry en dos. Ponemos en una sartén un poco de aceite de oliva.  Cuando esté caliente vamos echando los tomates y los hacemos, primero con la parte de dentro hacia abajo. Después les damos la vuelta, salamos y dejamos que se hagan un poco más.

Repetimos lo mismo con el calabacín. Lo cortamos en rodajas finas, echamos un poco de aceite en la sartén, cuando esté caliente vamos colocando las rodajas de calabacín, los hacemos un poco por un lado, les damos la vuelta, salamos y dejamos otros minutos más. 

Esto es para que en el horno las verduras no suelten agua sobre la masa de pizza.

Troceamos el queso mozarella y reservamos.

Pasado el tiempo de reposo encendemos el horno a 200º en posición arriba y abajo. Y empezamos a darle forma. Enharinamos ligeramente la meseta, volcamos la masa, la dividimos en porciones, más o menos iguales, hacemos bolas, las dejamos reposar unos 5 minutos tapadas. Cogemos una porción y la estiramos con el rodillo hasta conseguir que nos quede delgada y bien redondita. 

Untamos la masa con salsa de tomate, colocamos los tomates y las rodajas de calabacín y el queso mozarella.


Cuando el horno esté caliente metemos la pizza y la cocemos aproximadamente unos 20-25 minutos, hasta que tenga buen color. 

La sacamos, la colocamos sobre una rejilla y servimos caliente.